La Revista Iberoamericana de Educación es una publicación editada por la OEI 

 ISSN: 1022-6508

Está en: OEI - Revista Iberoamericana de Educación - Debates

Inicio >>

 Versión impresa

  Último número

  Números anteriores

  Números próximos

  Índices

 Secciones

  De los lectores

  E + I

  Investigación

  A fondo

  Debates

 Servicios

  Suscripción

  Colaboraciones

  Tablón de anuncios

 Recursos

  Otras revistas

  Biblioteca digital

  Convocatorias

  Publicaciones OEI

 Créditos

 Contactar

  Debates

71. El perfil profesional de los docentes de secundaria

Propuesto el 10-2-05: Estella Acosta Pérez - España

Proponer nuevos
temas de Debate

Comentarios a
los Debates

Volver
a Debates


71 El perfil profesional de los docentes de secundaria 10-2-05
Propuesto por: Paloma González Chasco

Dadas las dificultades por las que atraviesa la enseñanza secundaria en España y en Europa en general, nos hemos planteado analizarla desde la perspectiva de los docentes. Porque están siendo los que sufren las consecuencias de la mala planificación, la falta de inversiones, el asedio de los medios de comunicación con los valores consumistas, la desaparición de la función de la educación como forma de ascenso social, los conflictos con el modelo de autoridad, etc. Todo ello provoca problemas de identidad en los docentes de secundaria, que con la escolarización obligatoria hasta los 16 años han pasado de trasmisores de conocimientos académicos con objetivos propedéuticos hacia la universidad a tener que enseñar y educar a todos y todas los ciudadanos y ciudadanas hasta los 16 años.
Por ello queremos contrastar con los docentes de secundaria de Iberoamérica para comparar las tareas que asumen y los problemas que se les presentan, de cara a definir nuestro perfil profesional y por consiguiente las competencias que debemos desarrollar.

Contactar con el autor: estella.acosta@uam.es

  Subir 

 

Ana Zoraimy Eslava Graterol - Venezuela
10-05-05

Título del comentario: El valor del contexto en la conformación del perfil

Comentario:

No es un secreto para nadie la situación que atraviesa nuestro país. Esto ha afectado, como es lógico, a cada uno de los microsistemas que conforman la sociedad, entre ellos, a la educación superior como medio de formación docente. Para evaluar y determinar el perfil profesional de los docentes se debe intentar caracterizarlo de acuerdo al contexto. Sin pretender romper el principio de individualidad, claro está. Cada docente responde a la necesidad establecida en su contexto.
Esto nos llevaría a concluir que el docente, en una segunda etapa, debe conocer la realidad en la que se desenvuelve. Esto persigue dos principales propósitos: el primero, conocer con cuales herramientas cuenta para llevar a cabo la labor de enseñanza y aprendizaje; segundo, para renovar estrategias para sensibilizar a la generación de relevo ante "esta" realidad que ahora todos vivimos. La responsabilidad de mejorar lo que ya poseemos recae sobre cada uno de los actores de
la sociedad venezolana y en gran parte, sobre nosotros como sensibilizadores de la identidad del alumnado.
Hay mucho más que decir al respecto, sin embargo, no pretendo poseer todas las respuestas, sino solo contribuir con mi poca experiencia y desde aquí a plantear soluciones sobre este tema que a todos nos preocupa.

Contactar con el autor: eslavazoraimy@cantv.net

  Subir 

 

Eugenia Jarquín Pardo - Costa Rica
10-05-05

Título del comentario: Prácticas educativas transformadoras

Comentario:

La realidad que expresan desde las diferentes experiencias docentes no dista de lo que vivimos aquí en Costa Rica. El mundo al que nos enfrentamos es el de un modelo de sociedad, impuesto desde la institucionalidad del poder. Por lo tanto, la definición del perfil del docente se configura desde las prácticas del poder, según sean los intereses económicos y políticos de quienes nos gobiernan, y con esto último no me refiero a las figuras políticas que hoy ocupan cargos gubernamentales, sino a estructuras definidas más allá de las fronteras nacionales.
Precisamente, cuando hablamos de una aldea global estamos refiriéndonos a que el concepto de estado-nación se reduce a los asuntos inmediatos, pero que los lineamientos
que se están construyendo en materia laboral, educativa, de salud, empresarial, de telecomunicaciones, comercial, sobrepasan nuestras constituciones.
Por eso, cuando leo sus comentarios concuerdo en el poder transformador que tenemos quienes nos dedicamos a la docencia, creo en la posibilidad de aportar con una visión crítica y de romper los moldes con que las mismas instituciones estatales universitarias nos han formado, pero hay que hacerlo con plena conciencia de lo que sucede, de dónde se genera el deseo de que nuestros estudiantes memoricen, saquen buenas calificaciones con el menor esfuerzo, tengan más días lectivos en detrimento de la calidad de los mismos, que los docentes no tengamos espacios de discusión ni de actualización, que dejemos de ser simples reproductores de información ya digerida y pasemos a ser constructores e investigadores.
La claridad con que nos enfrentemos a la cotidianidad del aula, la capacidad de diálogo que mantengamos con los estudiantes y la motivación que nos mueva por mejores caminos hará de nuestro trabajo diario, un aporte distinto a lo que el bloque del poder desea de nosotros: autómatas.

Contactar con el autor: egjarquin@racsa.co.cr

  Subir 

 

Olga Echevesti - Argentina
25-04-05

Título del comentario: Colegiación

Comentario:

En lo que respecta a mi experiencia profesional y por la lectura que hago de la situación en Argentina, son varias las causas de las dificultades por la que atraviesa la educación secundaria. Entre las fundamentales: los profesionales que ejercen su profesión liberal y luego "no se por qué" se dedican a la docencia, pues no tienen tiempo y a pesar de que hacen la capacitación docente, es un mero trámite burocrático; por otro lado, el docente de secundaria no escapó a las características propias de la actual sociedad: el facilismo, la fluidez y la mentalidad de no detenerse a pensar, a hacer sin el deseo del ya y ahora. Las dificultades aparecen cuando una vez instalado el problema de la calidad de la enseñanza y la calidad del aprendizaje, y por qué no la responsabilidad, los hábitos de estudio de los alumnos y la preparación para afrontar una carrera o la vida misma, nos damos cuenta que perdimos la oportunidad. Yo creo que nos queda repensar los niveles de exigencia, de ninguna manera retomar los antiguos, porque estos alumnos "son otros", actuar en el pliegue de los conflictos, buscar las formas de dar respuesta al mundo fluido, no abandonar porque no se puede hacer nada. Siempre hay algo para hacer. Una primera forma de hacer es la colegiación, que en mi país no existe ni en forma implícita ni siquiera "en borrador". Cada docente es un profesional individualista y realiza su propia gestión educativa.

Contactar con el autor: oozudaire@ciudad.com.ar

  Subir 

 

Ramón R. Abarca Fernández - Perú
25-04-05

Título del comentario: La docencia en la secundaria

Comentario:

¿Qué es la docencia?. Docens, en latín significa el que enseña. Pero nos preguntamos: ¿Quién enseña? La respuesta es muy fácil de darla; pero muy difícil de emitirla con fundamento racional y constructivo.
Ello nos lleva a dar un vistazo a cuanto se da en nuestras llamadas Facultades de Educación o los proliferantes institutos denominados pedagógicos que surgen por doquier y al amparo de autorizaciones legales sin mayor sentido.
¿Cómo es la organización de nuestros gobiernos, particularmente latinoamericanos? ¿Se interesan realmente por la educación? ¿Acaso no la consideran como un simple escudo que les da una presencia?
Con honrosas excepciones, algunos gobiernos sí se reocupan de la educación, del presente y del futuro de la sociedad. Pero, el resto, nuestras autoridades universitarias, los responsables de los institutos mal llamados pedagógicos, los profesores en general: ¿cuál es el papel que cumplen, o mejor el papel que cumplimos, quienes estamos frente a un salón de clases?
Hoy vivimos en un círculos vicioso y unos a otros nos culpamos y simplemente ahí nos quedamos: amaestrando y amaestrados. Somos repetidores y exigimos la repetición de cuanto decimos o creemos que enseñamos en los salones de clase.
Se hace necesario romper esas estructuras de pensamiento, generar una revolución interna en cada uno de nosotros para poder leer real y plenamente nuestro contexto, abordando con valentía la problemática. Pues docencia no es imposición, es apertura, es búsqueda, es reflexión, es orientación, es investigación de docentes y estudiantes.
Pero, y nuestra vida, nuestra salud, si consideramos que el magisterio, casi en toda América Latina, está mal remunerado, cómo seguir viviendo, si a penas subsistimos? Ahí está el gran reto: la creatividad para respetar y hacerse respetar, para descubrir y hacer descubrir, para entender y hacer entender, para comprender y hacer comprender, para comprometerse y hacer que otros se comprometan con la gran tarea de la educación.
Hoy, el maestro debe ser el primer buscador y orientador de aquel papel que mejor responda a nuestra realidad específica y concreta.

Contactar con el autor: rabarcaf@ucsm.edu.pe

  Subir 

 

Herminio Vargas Castro - México
25-04-05

Título del comentario: Cuestión de vocación

Comentario:

Desde luego que la problemática que enfrenta la educación en todos sus niveles y modalidades obedece a una gran diversidad de factores externos e internos al proceso educativo. Sin embargo, considero, teniendo como sustento mi experiencia docente de veinte años, que como parte inherente al hecho educativo los docentes tenemos mucho que ver. Coincido con los comentarios de colegas de otros países de Latinoamérica y además quiero agregar mi punto de vista. El desempeño de los docentes, en términos generales, y los resultados que de éste se obtienen, están directamente relacionado con otros factores. Por un lado, los errores en la planeación, ya que existe un exceso de egresados y una muy limitada posibilidad de que los egresados encuentren cabida en algún plantel educativo, aunque muchos de los egresados de la escuelas de formación docente, han optado por esta profesión porque algún familiar (padre, madre, tío, etc.) le "heredará" la plaza. Además, existe la idea de que ser maestro permite asegurar la posibilidad de recibir un ingreso económico prácticamente de por vida, quedando así de lado lo verdaderamente importante en cualquier profesión, la vocación, y en esto tiene mucha responsabilidad la autoridad, que es la encargada de determinar quienes ingresan al servicio docente.
Para superar, en parte, el problema, considero que se deben tomar acciones que contribuyan a cambiar los criterios absurdos respecto a la profesión docente. Primero, que la autoridad someta a los aspirantes a formarse como docentes a una prueba de talento o vocación que incluya las habilidades y aptitudes necesarias para un desempeño que asegure mejores resultados. Segundo, que los docentes interesados en ingresar al servicio sean sometidos, de igual forma, a una examinación que permita detectar un perfil adecuado para desempeñarse en tan delicada función. Tercero, que los docentes en servicio cambiemos verdaderamente de actitud, asumiendo con responsabilidad la necesidad imperante de una profesionalización constante y permanente, desde luego con la participación indispensable de la autoridad para brindar los medios, lo cual implica cambiar la concepción del maestro, de profesionista a profesional, porque un profesionista se limita a desempeñar su trabajo como tal a cambio de un salario sin involucrarse con su entorno, mientras que un profesional, además de la retribución económica recibida, a la que considera solo como un medio de subsistencia, se involucra con responsabilidad en su labor y se preocupa por mejorar constantemente en la calidad de su desempeño, porque hay en él un sentimiento de pertenencia y respeto por si mismo y por los demás.

Contactar con el autor: hvargas_7@hotmail.com

  Subir 

 

Estella Acosta - España
10-04-05

Título del comentario: Perfil y competencias

Comentario:

El objeto de mi propuesta está relacionado con una investigación que hemos iniciado sobre perfil profesional, definición de puestos de trabajo y desarrollo profesional. Nos interesa contrastar qué tareas, qué problemas asumen ó en cuáles tienen dificultades. Las responsabilidades, el trabajo en equipo ó la autonomía profesional, también estarían incluidas. Esperamos comentarios más concretos aunque los que hemos recibido hasta ahora son muy valiosos.

Contactar con el autor: estella.acosta@uam.es

  Subir 

 

María Isabel Toledo Sarti - Guatemala
10-04-05

Título del comentario: ¿Experiencia vs Profesionalización?

Comentario:

En mi país el docente de secundaria se forma en la universidad, desde hace alrededor de treinta años. Aunque en la actualidad es un requisito legal exigido por el gobierno, tener el título universitario de docente de Enseñanza Media, muchas veces en las instituciones educativas continúan contratando personas que no poseen ni el título ni la experiencia para impartir clases a ese nivel, lo que afecta negativamente a los alumnos en la mayoría de los casos. Para quienes tienen varios años de trabajar como docentes de secundaria el reto en la actualidad es no ¨acomodarse¨ a lo que ya conocen, sino buscar basar su labor docente incorporando a la misma los adelantos tecnológicos del momento. Muchos colegas en la docencia aún no conocen cómo manejar una computadora. Es más, se resisten obstinadamente a aprender y, por ende, no promueven entre sus alumnos su uso y ventajas comprobadas, que puede proporcionar al proceso de enseñanza-aprendizaje. El reto es profesionalizarse constantemente, no es necesario acudir a las aulas universitarias para ello, sino buscar alternativas técnicas que el mundo de hoy ofrece a todos para superarse individualmente y poder llevar a nuestros alumnos una metodología práctica que les llame más la atención y sea más adecuada a la época en la que están viviendo y van a vivir.

Contactar con el autor: marisalinda@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Luis Alfonzo - Venezuela
25-03-05

Título del comentario: ¿Será realmente sólo lo económico o tenemos apatía?

Comentario:

Casi siempre, en las reuniones formales o informarles que se realizan entre mis compañeros docentes, hacemos comentarios sobre los alumnos, su rendimiento académico (deficiente), la conducta dentro y fuera del aula. En fin, los estudiantes se alejan del perfil que quiere el Colegio o en su defecto el Estado. Pero qué pasa con nosotros y nuestro deber y derecho de seguir con la actualización. A pesar de que el conocimiento está, este no es estático y cada vez son más las formas y medios para motivar a los alumnos. Pero cuántos de nosotros hemos aprendido a manejar una computadora. Queremos que los alumnos analicen, pero somos nosotros capaces de analizar. En fin, se habla del factor económico pero, y los pocos parámetros que se le exigen al posible "docente" para entrar a la Universidad o Pedagógico. Claro está, que estudiamos para obtener una remuneración atractiva y sustancial, pero he observado con preocupación que, como Docentes, no cumplimos con los requerimientos de nuestro puesto. Nosotros salvamos vida "de una manera humana, espiritual" a muchos niños, niñas y jóvenes que pasan por nuestras mano, igual que un Médico salva la vida de un paciente. Me pregunto: ¿El médico ha sido mejor estudiante que nosotros? Acaso, así como el médico debe buscar la terapia o medicina más adecuada para su paciente, nosotros no debemos también buscar las estrategias idóneas para que nuestros alumnos alcancen los objetivos. Hay algo que no podemos obviar, cualquiera puede dar clases (regulares o buenas) pero las da; pero cualquiera no puede operar, y a veces ni si quiera aplicar primeros auxilios. Será por esto que se hace difícil establecer un perfil del profesor de Secundaria.

Contactar con el autor: rie@oei.es

  Subir 

 

Comentario de: Juan Ordosgoite - Venezuela
10-03-05

Título del comentario: No están los mejores

Comentario:

En Venezuela la carrera de docente ha estado relegada a un plano inferior. Todos nuestros estudiantes tienen inclinaciones por carreras como Ingeniería y Medicina, ya que las mismas son sinónimo de estatus social.
A los institutos pedagógicos sólo ingresan, salvo sus excepciones, aquellos estudiantes que no obtuvieron resultados aceptables en sus estudios de educación media o fueron rechazados por otros institutos de educación superior o por la Facultad en la cual ellos pretendían ingresar: en otras palabras, sólo ingresan los rechazados.
Ahora bien, esto podría corregirse si al ingresar se le obligara al estudiante a realizar pasantías, desde el primer semestre, en las diferentes modalidades del sistema educativo. De ésta forma se podría orientar mejor y hacer que el joven pueda, realmente, descubrir sus capacidades y aptitudes.
Estoy de acuerdo en que el factor económico es un punto importante que repercute en la calidad del docente, pero he observado luego de más de 20 años de labor, en mi país, que el estado daba alternativas para la preparación del docente y éste sólo asistía a los cursos de actualización para escaparse de la rutina del salón de clases, y al regresar a su labor, eran muy pocos los que ponían en práctica lo aprendido.
Por otro lado, nuestros docentes, con la excusa de los problemas económicos que presentan, solicitaban y obtenían un considerable incremento de horas de clases para paliar el factor económico, lo que ocasionaba un desgaste importante del docente y la falta de atención a su preparación para ponerse a la altura de los nuevos retos que impone la educación del siglo XXI.
Otra cosa a favor de la problemática planteada, es la importación de modelos educativos, que pudiesen haber servido en otras latitudes pero que en nuestro país no han dado los mejores resultados, además, los cargos para personal docente de educación media han estado supeditados a la labor política del estado, sólo ahora se están proponiendo evaluaciones anuales del profesorado para contribuir a su mejora profesional.
Asimismo tenemos los casos de docentes, muy preparados, que luego se escapan a otros niveles o profesiones para mejorar sus ingresos económicos y los pierde el sistema educativo.
El perfil del docente de educación preescolar, básica y media, debe estar en constante revisión para adaptarlo a las nuevas exigencias y las nuevas tecnologías que permitan un mejor desarrollo de la personalidad crítica, tecnológica, humana y social del nuevo ser del presente siglo.

Contactar con el autor: maestro_quimico@yahoo.com

  Subir 

 

Comentario de: Ana Berton Grant - Uruguay
10-03-05

Título del comentario: La diversidad en la formación inicial

Comentario:

El problema que tenemos en países como Uruguay, es la gran diversidad de modalidades que existen para acceder al título docente.
Sumado a ello, existe un elevado número de personas que ejercen la docencia sin tener el título habilitante.
Frente a esto, cuando se plantean reclamos respecto a sueldos o mejoras en las condiciones de trabajo, siempre se presentan diferencias.
Es por ello que no podemos hablar de un perfil profesional de los docentes uruguayos, hasta que no logremos tener una formación de base que nos lo permita.

Contactar con el autor: anabertongrant@yahoo.com

  Subir 

 

Comentario de: Teófilo Omar Boyano - Colombia
25-02-05

Título del comentario: Mayor sacrificio

Comentario:

En Colombia, al igual que en muchas naciones de Iberoamérica, se viene cuestionando la preparación de los docentes. La situación económica es cada vez mas preocupante y los docentes no tienen la capacidad económica para prepararse mejor.
Muchos, entonces, tienen el problema de la desactualización, y la prueba está en que a más del 70% de los docentes que se presentaron por cupos a plazas, les fue muy mal en las pruebas: alrededor del 60% de ellos estuvo en el nivel bajo y medio, lo que muestra que los profesionales y licenciados no están actualizándose. Es bueno, por que no todos los profesionales tienen competencia docente, esa se adquiere estudiando y haciendo especializaciones, maestrías y doctorados. Los recursos son muy escasos y por ello el bajo nivel que se presenta.

Contactar con el autor: teomar505@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Adolfo Zárate Pérez - Perú
25-02-05

Título del comentario: Reorientar la formación docente

Comentario:

En la actualidad, la formación profesional del profesorado obedece al siglo pasado, no al presente. Las condiciones de la época que vivimos son distintas y exigen nuevos perfiles, nueva visión, una reorientación estructural de la formación inicial, conectado al desarrollo personal y profesional del maestro y no como elementos inconexos a los que llaman "Formación continua".
Ahora bien, el número de Instituciones de Formación Magisterial, por ejemplo en Perú, es excesivo y salen anualmente un promedio de 30 000 docentes para una aproximado de 6000 plazas, entonces aquí es necesario utilizar un filtro adecuado, para garantizar que, efectivamente estén los más preparados y capacitados; para ello el perfil requerido tendrá que obedecer a las exigencia del siglo XXI.

Contactar con el autor: zapea12@yahoo.com

 

  Subir 

  Volver a Debates 


Principal de la OEI

Inicio >>