La Revista Iberoamericana de Educación es una publicación editada por la OEI 

 ISSN: 1022-6508

Está en: OEI - Revista Iberoamericana de Educación - Debates

Inicio >>

 Versión impresa

  Último número

  Números anteriores

  Números próximos

  Índices

 Secciones

  De los lectores

  E + I

  Investigación

  A fondo

  Debates

 Servicios

  Suscripción

  Colaboraciones

  Tablón de anuncios

 Recursos

  Otras revistas

  Biblioteca digital

  Convocatorias

  Publicaciones OEI

 Créditos

 Contactar

  Debates

 59. El reto de la educación en el siglo XXI

Propuesto el 25-05-04: Adolfo Zárate Pérez - Perú

Proponer nuevos
temas de Debate

Comentarios a
los Debates

Volver
a Debates


59 El reto de la educación en el siglo XXI 25-05-04
Propuesto por: Adolfo Zárate Pérez - Perú

Avanzados ya cuatro años del nuevo siglo, cabe preguntarnos ¿cuál es el reto principal de la educación de hoy?
Es discutible. En el siglo pasado se habló con frecuencia de educación para la vida, educación para el trabajo, educación para la liberación, entre otros. Sin embargo creo que hoy los estudiantes necesitan, antes que acumular aprendizajes teóricos o prácticos, desarrollar el pensamiento; considero a este el eje fundamental de la educación en una sociedad de la información (ya que recibimos abundante información de diversas fuentes, y no la procesamos ni seleccionamos adecuadamente) y realmente, no hemos ingresado a la "sociedad del conocimiento" en gran parte de los países latinoamericanos.

Contactar con el autor: pzarape@peru.com

  Subir 

 

Comentario de: Rafael Villar Ortega - México
10-07-04

Título del comentario: La autorrealización.

Comentario:

El propósito de la educación en esta era debe ser comprender cómo gobernarnos a nosotros mismos y ser el ser deseado por uno mismo.
En otras palabras, se debe enseñar a ser feliz y a tener pensamiento critico para autogobernarnos

Contactar con el autor: rafa_villar_ortega@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Hernando Romero Pereira - Colombia
10-07-04

Título del comentario: Centrarse en formar hacia un tipo de desarrollo humano pluridimensional e integrativo: transformador de su cultura

Comentario:
Las grandes teorías pedagógicas (católica, intuitiva, activa, programada, diseño instruccional, cambio conceptual, operatoria y otras) hasta nuestros días, han partido de un problema fundamental: ¿hacia qué tipo de desarrollo humano formar y para qué modelo de sociedad?.
Los neoliberales, con su sociedad del conocimiento convertido en mercancía, pretenden formar hacia un desarrollo humano unidimensional, reciclador de conocimientos, autoritario o con espíritu de subordinado.
Reciclador de conocimientos por cuanto se centra en que aprenda a aprender tales conocimientos para cuando vengan los nuevos desechos desde los países productores de ellos; si es que los logra comprar, los puede apropiar y demuestre que los asimiló, comprendió y los puede aplicar. Tal posición se puede apuntalar cuando se propone centrarse en desarrollar el pensamiento, aunque parezca muy interesante, podría ser una posición unilateral: desarrollo humano unidimensional.
Se afirma esto por cuanto el ser humano no solamente tiene entre sus dimensiones los procesos cognitivos con los cuales produce los tipos de pensamiento, sino que también, acuerdénse, que la pedagogía Intuitiva de Comenio,(siglo XVI) enriquecida por Pestalozzi y Herbart, se planteaba, como parte del tipo de desarrollo humano para la modernidad, el desarrollo de la razón.
Dadas las circunstancias históricas, es perentorio trabajar para formar hacia un tipo de desarrollo humano pluridimensional e integrativo, que se entiende como un posibilitar un
crecimiento-nutrición con desarrollo físico para un cuerpo sano y un desarrollo cultural del sujeto, con la posibilidad de que intervenga y dinamice conscientemente las modificaciones de su actuación - actos - actividades, sus actitudes y comportamientos o conductas.
Lo que exige que ejercite e incremente las demás dimensiones de su naturaleza humana, tales como los procesos emotivos, los lingüísticos, los sentimientos: morales, intelectuales, estéticos y trascendentes; incluyendo los prácticos sociales: trabajo de dirección y de ejecución con trabajo intelectual y manual; los procesos socializantes: trabajo individual y de colaboración social, concluyendo con los biofísicos.
Tales modificaciones de su cultura-práctica, individual y colectiva, conlleva que tenga que investigar esa cultura, sus vivencias, desde una mirada interciencial para ayudarle a desarrollar las competencias autoinvestigativas de pensamiento metarrepresentativo, crítico, vivencial, caracterizándola, precisando su pertinencia e inventando las actividades con las cuales deba reemplazarlas para realizarlas como innovaciones totales. Actividades mediante las cuales pueda satisfacer sus necesidades, tanto materiales como espirituales.
Tales innovaciones demandan ser realizadas en sentido emancipatorio, no solo individual, sino colectivamente. Si logra la investigación de sus vivencias podrá autoemanciparse,nadie lo puede reemplazar y menos obligarlo a que se emancipe.
Para eso se requiere de un modelo educativo que responda a esas exigencias históricas. Modelo educativo que tenga un modelo pedagógico, un modelo de dirección, un modelo complementario asistencial y uno de articulación con el contexto.

Contactar con el autor: her:profesor2001@yahoo.com

  Subir 

 

Comentario de: Mónica Ponce Soto - Mexico
10-07-04

Título del comentario: No uno, sino varios retos

Comentario:
Considero que la educación en este siglo XXI no solo tiene un reto sino que son varios. Por un lado tenemos esta nueva sociedad de la información, en la cual solo aquellas personas que sean capaces de seleccionar, manejar e interpretar la información podrán triunfar. Por otro lado vivimos en un mundo cada día mas globalizado y por tal motivo las personas necesitamos "saber convivir" con el resto de las personas. Además, cada día que pasa se requiere no solo aprender sino aprender a aprender, de tal forma que seamos capaces de transformarnos y adecuarnos a los cambios vertiginosos que nos deparan estos tiempos. Para lograrlo, la escuela necesita replantear su función.
Estoy en desacuerdo con lo planteado por Enrique, por mi parte creo que la escuela se encuentra en un proceso de cambio y la prueba de ello, son los múltiples comentarios del resto de mis compañeros, indicando por un lado la necesidad de seguir preparándonos, por otro lado, la necesidad de impulsar el desarrollo del pensamiento, la necesidad de asumir nuestro compromiso como impulsores del cambio, la humanización de la educación, educando en y para la diversidad, etcétera.

Contactar con el autor: monicaponces@yahoo.com.mx

  Subir 

 

Comentario de: Alvaro Vecino Pico
25-06-04

Título del comentario: : Cacho numero uno, cacho numero dos,….cacho numero…

Comentario:

En esa época los maestros, en su mayoría, solo alcanzaban a ser normalistas, pocos licenciados. La clave de una BUENA ENSEÑANZA estaba en el MÉTODO. Es decir, el profesor usaba un método para enseñar -probado científicamente- si un estudiante, en condiciones normales, no aprendía sencillamente era por bruto, cosa que merecía un castigo. Claro que había momentos de revancha, como en las clases de religión o estética, cuando el profesor ni siquiera entendía lo que estaba diciendo, entonces apelaba a la disciplina. "mostrar pañuelo, peinilla, zapatos limpios", saca 10, zapatos sucios, saca 1.0. Una décima marcaba la diferencia entre el perdedor y el ganador (5.9 o 6.0).

El profesor de álgebra, era un hombre con fama de inteligente, serio y con cara de pocos amigos. Fumaba, fumaba y fumaba, mientras DICTABA su clase, que en realidad no era dictada sino copiada. Copiaba, copiaba y copiaba, en el tablero innumerables formulas, con números, letras, signos y los pobres estudiantes copiábamos sin descanso en el cuaderno; si alguien preguntaba ¿qué significa eso? Otro respondía: "yo no se pero copie porque eso sale en el examen". Al final el profesor terminaba cansado, lleno de sudor, con la camisa por fuera, untado de tiza hasta el calzoncillo, y dos paquetes de cigarrillos en sus pulmones y los de los estudiantes, que en esa época nos llamaban ALUMNOS, quienes solo nos mirábamos perplejos y sin un signo de interrogación en esa cabeza vacía.

Un día, el profesor enfermó, entonces enviaron un reemplazo. Un profesor de otra materia, uno del área técnica, (que nada tenía que ver con matemáticas) lo apodaban EL LOCO, con el cabello ensortijado, desarreglado y hablando de frenillo, es decir arrastrando las erres y pronunciando la S como pronuncian los españoles la Z. A simple vista se veía que EL LOCO no tenia idea de lo que estaba haciendo allí, eso lo notábamos hasta los alumnos que tampoco sabíamos que hacíamos allí pero por otras circunstancias. Hombre recursivo, EL LOCO apelo a un viejo cuaderno de álgebra, según él, de un amigo de sus tiempos de estudiante. El cuaderno, se notaba viejo, con hojas amarillentas por el paso del tiempo y tinta azul pasada por agua en algunas partes.

Entonces comenzó la clase: "Bueno muchachos copien: Cacho número uno:….
Al día siguiente: Cacho número dos:….. Al tercer día: Cacho número tres:….. y así seguimos…era la clase perfecta, este profesor DICTABA BIEN, claro… igual seguíamos sin entender, pero a quién le importa cuando llevábamos en eso ya tres años, además era una clase en la que se podía charlar de otros asuntos… lo único que había que hacer era memorizar esos CACHOS y ya.

Pero un día EL LOCO llegó, jadeante, su cara reflejaba contrariedad, angustia, preocupación, y algo de desesperación. Dijo con voz sonora y la mirada perdida de quien ha descubierto un profundo misterio: ¡muchachos, muchachos, borren, borren todo! … no es CACHO…. ES CASO, CASO…

Claro, después lo supimos: eran los casos de factorización.

Contactar con el autor: alvecip@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Bernardo Restrepo G. - Colombia
25-06-04

Título del comentario: Competencias investigadoras.

Comentario:

Estoy de acuerdo con la tesis según la cual el reto del siglo XXI, en sus inicios al menos, tiene que ver con la formación del pensamiento. Me parece que, en el contexto de la sociedad del conocimiento y de las demandas que ésta plantea a los ciudadanos y a los países, sobre todo en el contexto de la globalización y los tratados de libre comercio, es menester concretar la tesis planteando la necesidad de formar en competencias investigadoras desde la escuela. Es claro ya que la base del poder en el mundo es la generación de conocimiento, su procesamiento, su información y su aplicación al desarrollo tecnológico. Los ciudadanos de este siglo serán ciudadanos informados y capaces de seleccionar e interpretar la información.

Contactar con el autor: mdberest@elsitio.net.co

  Subir 

 

Comentario de: Myriam Moreno - Colombia
25-06-04

Título del comentario: Maestros motores del cambio.

Comentario:

Aunque los maestros somos consientes de la necesidad de crear en los estudiantes formas de pensamiento crítico, es poco lo que se hace. Las clases siguen siendo tradicionales y no se plantean alrededor de un modelo problémico, modelo que orientaría una forma de aprender diferente.
Tengo la oportunidad de ser formadora de docentes y además de hacer cursos de actualización en varias ciudades de Colombia, veo que nuestra realidad es que nos falta mucha capacitación al respecto, no es fácil dejar paradigmas tradicionales en la enseñanza, aunque se hacen esfuerzos, falta una política más fuerte sobre el tema.
Hoy encontramos mucha literatura originada en diferentes países que nos pueden servir de guía para orientar una educación desarrolladora con nuestros estudiantes, pero el compromiso de cambio lo debemos asumir nosotros, si esto no es así, nuestros estudiantes no avanzarán mucho.
La invitación es al cambio.

Contactar con el autor: myriam_mm@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: María del Carmen Gaset Das - México
25-06-04

Título del comentario: La humanización de la educación

Comentario:

Para mí, lo que podría hacer un cambio real en la educación del siglo XXI es la humanización.
La escuela está estancada en "descalificar", "estereotipar" y tiene la misión de reproducir las diferencias sociales, o sea que todo siga siempre igual favoreciendo a los ricos.
La escuela como burocracia, con estructuras de acero, que nadie puede romper pero sí corromper.
En este escenario, veo mal que los maestros podamos desarrollarnos en plenitud.
La formación decepciona cuando llegas al aula y quieres aplicar nuevas ideas, fijarte en lo que realmente necesitan los alumnos. Los directores, y a veces padres de familia, no lo entienden y terminas teniendo tantos problemas que abandonas.
La resistencia no viene de los docentes si no de la misma estructura que no permite que la escuela sea para los seres humanos, para que se desarrollen plenamente y felizmente.
En el siglo XXI, que empieza mal con la violencia desde el Estado, desde la población, ... no se ve respeto por el ser humano. No sé si la escuela pueda aportar en ese sentido, por lo menos lo espero.

Contactar con el autor: mgaset@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Enrique Osvaldo Videla Dicalbo - Argentina
10-06-04

Título del comentario:

Comentario: Contracultura.

Las preguntas al tema de debate no solo son limitadas sino que encontrarles respuesta aún no conduciría a un resultado de suma cero. Verdaderamente, educar en el siglo XXI, es una tarea tan delicada como ingrata, ya no solo debemos preguntarnos si educar para la vida o para el trabajo sino que además debemos competir con los mass-media que señalan el sendero de la des-educación, al menos de los saberes impartidos por la escuela. En un mundo de la simultaneidad, la escuela impone la linealidad de la razón; en un contexto del presente continuo la escuela busca quedarse en el pasado. Y así podríamos seguir con otras características que nos llevarían a concluir que en el siglo XXI debemos crear un "puente" entre la cultura que consumen día a día los jóvenes y la cultura escolar, se trata de incorporar el currículo de los mass-media a la escuela para realizar una reflexión crítica de los mismo. La resistencia a su incorporación llevará a un distanciamiento ilimitado entre jóvenes y escuela. Creo que este es el desafío para el siglo XXI. Además intentando responder a preguntas de forma nos hemos olvidado de la estructura donde se realiza cualquier práctica educativa, la escuela puede hoy ser el lugar de la contracultura, pero nunca lo será si se aísla de la cultura juvenil.

Contactar con el autor: videladicalbo@yahoo.com.ar

  Subir 

 

Comentario de: Adriana Valverde Calderón - Perú
10-06-04

Título del comentario: s/t

Comentario:

Adolfo, creo que tienes toda la razón, los que trabajamos en la docencia debemos orientar el desarrollo del pensamiento de nuestros estudiantes con el objetivo de que los frutos de ese pensamiento, teóricos o prácticos, sirvan para un cambio cualitativo de mejoras para la sociedad en la que se encuentran inmersos, en particular, y para el mundo entero, en general. Hoy el conocimiento es poder, y el poder puede ser mal utilizado si no se sustenta en el bien común.

Contactar con el autor: avalverde@uni.edu.pe

  Subir 

 

Comentario de: María Marta Ruggeri - Argentina
10-06-04

Título del comentario:

Comentario: Pensar la educación del siglo XXI

Personalmente creo que la educación del siglo XXI es un reto ante el que no todos los agentes de la misma estamos preparados. No contamos con las herramientas necesarias para la formación, capacitación, perfeccionamiento y actualización de los docentes. El estado y sus aparatos burocráticos solo ejercen presión, por sus propios intereses, a las escuelas y a los docentes, pero de ninguna manera acompañan el proceso de cambio necesario para pensar la educación del siglo XXI.

Contactar con el autor: mm_ruggeri@yahoo.com.ar

  Subir 

 

Comentario de: María Elena Murillo Uresti - México
10-06-04

Título del comentario: Cambio de paradigma magisterial

Comentario:

Es verdad que la nueva sociedad de la información nos plantea nuevos retos. Creo que uno de los puntos principales lo constituye la formación del profesorado; pero ante todo, el cambio del paradigma mental sobre docencia en los maestros en servicio.
Puesto que es muy difícil tratar de construir una torre desde arriba, considero que es necesario sentar las bases firmes de una planta docente que pueda ajustar sus esquemas mentales a las nuevas exigencias de la aldea digital. Cada país, deberá encontrar la fórmula de actualizar y capacitar a su gremio magisterial a fin de que puedan enfrentar el reto tecnológico. Pero un punto importante a considerar aquí, no sólo es el de la difusión del conocimiento en la red, sino en la conservación de sus propios valores regionales.

Contactar con el autor: memurillo@yahoo.com

  Subir 

 

Comentario de: María Concepción Mazo Sandoval - México
10-06-04

Título del comentario: La formación docente. Uno de sus retos.

Comentario:

Considero relevante mencionar que la educación en este nuevo siglo está comprometida a buscar mejores oportunidades de desarrollo integral para los individuos; esto es, que a la par que se busca el desarrollo intelectual al cultivar alguna disciplina, es necesario no perder de vista el lado humano de los individuos, es decir, que nos encontramos inmersos en la sociedad del conocimiento.
Si tomamos en cuenta lo anterior, el conocimiento es la herramienta principal de quienes trabajamos en las instituciones educativas; pero es también un importante factor de comercialización y por ende impacta en el desarrollo social de los pueblos.
De manera breve podemos decir entonces que; la educación de este nuevo siglo tiene como reto hacer del conocimiento más que un producto comercial, el camino hacia el desarrollo y formación integral de los hombres.
Entiendo que a medida que vamos trabajando con el conocimiento vamos construyendo caminos hacia sociedades más democráticas. Sin embargo, en el caso de la escuela, son los docentes quienes tienen en sus manos una de las actividades de formación que tiene mayor impacto; es decir, su presencia en las aulas es indicativa de la autoridad que se les ha conferido desde el punto de vista social y por lo tanto, el papel que juegan en el proceso de formación de los individuos. Desde los niveles básicos hasta el superior, es relevante, vital podemos decir, su acción a través del proceso de enseñanza aprendizaje. Es una acción impregnada de valores, actitudes, habilidades y destrezas
que jugarán un papel relevante en la vida de los individuos que están en contacto permanente con ellos. Por ello, pensamos que uno de los retos que enfrenta la educación en este nuevo siglo tiene que ver con la formación de sus profesores, tanto en el terreno disciplinar como en el pedagógico, acciones que no tienen más razón que transformar la práctica docente a través de procesos de formación y re-formación buscando responder a las condiciones que el mundo globalizado nos impone.
Desde nuestra óptica algunos de los retos son:
1.- Formación docente y cambios globales
2.- Formación docente e identidad profesional
3.- Eficacia del trabajo docente
4.- Competitividad para el ejercicio docente
5.- La formación como desarrollo personal.
Estos puntos se encuentran desglosados en un artículo que hemos titulado "los retos de la formación docente del nivel superior frente el nuevo milenio", artículo que compartiré con mucho gusto con quien tenga interés por conocer y compartir estos temas.
Quiero mencionar que es la primera vez que envío un comentario a estos foros, espero que no sea la última.

Contactar con el autor: mazo@uas.uasnet.mx

  Subir 

 

Comentario de: Lucrecia Gómez López - México
10-06-04

Título del comentario: Educar en y para la diversidad

Comentario:

A la pregunta del autor, considero que los esfuerzos de la educación deben centrarse en una cultura de la diversidad y para la diversidad, indudablemente, para ello se debe trabajar en el desarrollo del pensamiento, de la razón, y es que después de ver imágenes atroces de lo que sucede en las cárceles de Irak por quienes se asumen como libertadores del mundo, no podemos educar para alcanzar ese tipo de libertades, tenemos y debemos educar para entender y respetar al otro, de lo contrario la soberbia y la sinrazón acabarán por degradar a la humanidad.

Contactar con el autor: rie@oei.es

  Subir 

 

  Subir 

  Volver a Debates 


Principal de la OEI

Inicio >>