La Revista Iberoamericana de Educación es una publicación editada por la OEI 

 ISSN: 1022-6508

Está en: OEI - Revista Iberoamericana de Educación - Debates

Inicio >>

 Versión impresa

  Último número

  Números anteriores

  Números próximos

  Índices

 Secciones

  De los lectores

  E + I

  Investigación

  A fondo

  Debates

 Servicios

  Suscripción

  Colaboraciones

  Tablón de anuncios

 Recursos

  Otras revistas

  Biblioteca digital

  Convocatorias

  Publicaciones OEI

 Créditos

 Contactar

  Debates

116. Tutoría en la Educación Superior

Propuesto el 10-03-07: Irene Grueiro Cruz - Cuba

Proponer nuevos
temas de Debate

Comentarios a
los Debates

Volver
a Debates


116 Tutoría en la Educación Superior 10-03-07
Propuesto por: Irene Grueiro Cruz

¿Es la tutoría una forma de organización o un método? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Por qué aún cuando existen cada vez más medios y métodos de enseñanza aprendizaje muy eficientes, se mantienen la concepción de la tutoría? ¿Cuáles son sus ventajas?
Estas, son entre muchas más, algunas interrogantes que se plantean los docentes de la educación superior. Evidentemente, la oportunidad que ofrece la tutoría de intercambio entre el estudiante y un profesional, enriquece sustancialmente la formación del primero.
Este tema sin embargo, nos introduce un nuevo problema. ¿Están realmente los docentes universitarios preparados para enfrentar con madurez, responsabilidad y recursos profesionales la atención tutorial? ¿Poseen los docentes las cualidades necesarias para asumir este rol?
La orientación en el marco escolar subraya la ayuda desde la actividad educativa, para que el estudiante conozca sus posibilidades y limitaciones, sus éxitos y deficiencias y/o insuficiencias; y sobre la base de dicho conocimiento se elabore un plan de acción dirigido a rebasar los obstáculos y producir el crecimiento personal del estudiante. Este programa de desarrollo exige de un personal convenientemente preparado y calificado que satisfaga las necesidades del estudiante, así como de los medios necesarios para su ejecución. Una persona ideal para lograr estos fines es el tutor.

Contactar con el autor: igc@instec.cu

  Subir 

 

Maria Lilian Intrieri Etchecopar
26-05-07

Título del comentario: Por cambio conceptual

Comentario:

Estoy convencida de que la existencia de los tutores hace a la organización de los cursos en línea. El mayor inconveniente que veo es el cambio en los paradigmas pedagógicos.
Todos queremos producir conocimientos a través de procesos cognitivos significativos, pero mucho nos está costando abandonar nuestras caducas prácticas conductistas.
No es la labor del tutor lo que entorpece o acelera los procesos, son la propuestas de los docentes las que realizan la magia del aprendizaje. Tareas desordenadas, apretadas en tiempo, o estructuradas "para" el docente, hacen de una mayor dependencia hacia la tutoría.
El rol del tutor y el del docente son diferentes, su único nexo es el estudiante y sus procesos de aprendizaje. Para el docente es de relevancia que produzca conocimiento, para el tutor, muchas veces, que solo cumpla con los tiempos, para no verse comprometido..
En otras oportunidades, si fuera a la inversa, que problemón! tendríamos a un tutor docente y a u profesor, chillón por los tiempos, sin importarle los procesos.
En estas penurias estamos al comienzo de este auge por la necesidad imperiosa de cambiar nuestras prácticas educativas, y poder acercar al estudiante buenos cursos a su hogar, en pro de la tan ansiada Educación Permanente a la que todos tenemos derecho.

Contactar con el autor: marilin967@yahoo.com

  Subir 

 

Claudia Scarone
26-05-07

Título del comentario: Tutores a distancia

Comentario:

Es muy importante tener en cuenta que en la mayoría de los países latinoamericanos el acceso a la educación superior no es fácil. Esto a veces sucede por problemas económicos y otras por la distancia del hogar a la Universidad, lo que evidentemente también trae problemas de índole económico. En este marco es que la Educación a Distancia puede llegar a mayor número de estudiantes. En ella el papel del Tutor , va más allá del de un Tutor presencial.
La "presencia" se tiene que sentir y la motivación se deben lograr con miles de estrategias pues de lo contrario se pierden alumnos.

Contactar con el autor: claudiascarone@adinet.com.uy

  Subir 

 

Leonel Vega Aguirre
25-05-07

Título del comentario: Nueva forma docente

Comentario:

Siempre se ha pensado que la única forma para aprender lo constituye la modalidad presencial, con un docente al frente de la clase, las realidades han cambiado, la formación a distancia también ha sufridos sus mejoras y pasa de la tutoría con materiales impresos a e-learning o bien a formación virtual. Estas estrategias docentes exigen de un nuevo formador, que conozca en primer lugar sobre tecnologías de comunicación e información, luego sobre el tema de la especialidad que se está estudiando.
Hay muchos aspectos que el tutor a nivel superior realiza, tutorías telefónicas para  evacuar dudas de los estudiantes, o bien el envió de mensajes por medio del chat o bien de correo electrónico. Si bien es cierto que la distancia aumenta el autoaprendizaje, no puede realizar la evaluación de las actividades socioafectivas.
Todos los materiales se convierten en medios maestros, es decir son el recurso principal del autoaprendizaje. El estudiante, mediante su esfuerzo, toma esos materiales y los convierte en enseñanza, el tutor se plasma en un consejero, asesor del estudiante.
La relación entre el tutor y los estudiantes se convierte en enseñanza, netamente técnica, sin acercamientos directos entre ellos. Se puede superar este aspecto estableciendo días de tutoría presencial, donde tanto el docente, como los estudiantes, pueden conocerse y encontrar los diferentes estilos de enseñanza.
En el caso de las teleconferencias el tutor se muestra por imágenes televisivas, pero habrá una ausencia real del tutor.
Para mi el problema principal es como acercar al tutor con los estudiantes en programas a distancia, independientemente del recurso que se emplee. De lo contrario se establecerá una distancia en los aprendizajes que de nada facilita las cosas en materia de enseñanza- aprendizaje. Las universidades deben de encontrar las formulas para acercar más a los estudiantes y a los tutores.

Contactar con el autor: lvegaaguirre@ina.ac.cr

  Subir 

 

Teofilo Omar Boyano Fram
25-05-07

Título del comentario: Tutor y profesor

Comentario:
Es difícil limitar o colocar fronteras entre estos espacios, ya que hay docentes muy buenos tutores y hay tutores que son grandes maestros.
Lo cierto es que la tutoría no es un escenario de clases, es un espacio de interacción entre aprehendiente y tutor, en donde quién activa el escenario es el propio tutor, mediante motivaciones para entregar informes, consultas, ensayos. En ese espacio el aprehendiente requiere tener un gran equipaje o maleta de herramientas para poder trabajar y la labor del tutor es mostrar la importancia de las herramientas y la bondad que tiene las mismas, pero, no emitir juicios en los que oriente el proceso, de lo contrario estaría incurriendo en cátedra, y tutor no es catedrático.
Tutor es quien fomenta el trabajo independiente y evalúa procesos, un buen tutor media en el aprendizaje, pero dejando al aprehendiente a su albedrío la mejor opción. Lo que ilustra un espacio de equilibrista, en donde no puede irse a un lado por que daña o lesiona la tutoría, y éste a mi juicio, es el espacio en donde los docentes y tutores chocan, ya que el tutor llega a orientar en donde posiblemente podría haber información y el docente, dice exactamente como se resuelve todo.
En donde un tutor haga eso, lesiona al verdadero tutor  y se ven juicios de valores entre los aprehendientes y crea un ámbito tenso.

Contactar con el autor: teomar505@hotmail.com

  Subir 

 

Claudia Bermejillo
25-04-07

Título del comentario: Alumnos tutores

Comentario:
En este momento, en la Universidad Nacional de Cuyo se está implementando el programa DAySARA (Detección, Acompañamiento y Seguimiento de Alumnos en Riesgo Académico). El mismo consiste en la capacitación e implementación de alumnos avanzados de las carreras de dicha universidad, para acompañar a los alumnos de los primeros años que presentan diversas dificultades.
Puede decirse que está teniendo exitosos resultados, siendo el alumno tutor un par para el estudiante con dificultades, de esta manera se logra otro tipo de vínculo. Recomiendo visitar la página web de la universidad y su Programa Articulación, en el que se enmarca DAySARA: www.uncu.edu.ar

Contactar con el autor: claudiabermejillo@hotmail.com

  Subir 

 

Pepe Saavedra
10-04-07

Título del comentario: Tutoría, necesidad imperiosa en la Universidad

Comentario:
Como profesor universitario constato que la tutoría como disciplina que se hace cargo de la formación integral de los alumnos, no parece estar trabajada formalmente, es decir, se desarrolla mediante talleres electivos en que no todos los alumnos participan. Entiendo además, que la acción tutorial debiera hacerse cargo de temas paralelos a la formación profesional, como son por ejemplo, proyecto de vida, proyecto de pareja, entre otros.
Por último, hay que asignarle en concreto un horario a un orientador para que se haga cargo de trabajar sistemáticamente estos temas, y ver de que manera se hace, porque cuando tenemos cursos de 95 alumnos, o de 80, lo metodológico juega un papel crucial.
Interesante tema, pero con muchos desafíos.
Un saludo fraternal.

Contactar con el autor: jsaavo1@hotmail.com

  Subir 

 

Alicia Reyes Díaz
10-04-07

Título del comentario: Experiencia enriquecedora

Comentario:
La experiencia de la tutoría en la educación superior pedagógica en Cuba estaba más ligada al trabajo científico estudiantil que al resto de los componentes. La universalización de esta educación nos ha permitido medir el impacto de una enseñanza más asistida, donde el alumno tiene la posibilidad de comprobar en la práctica los conocimientos teóricos que va aprendiendo, en la misma medida que va absorbiendo una experiencia construida por su tutor durante años de ejercicio, que le permite analizar y resolver con más agilidad los problemas profesionales que se presentan. Es un proceso de construcción colegiada de conocimientos teóricos y prácticos que enriquecen  la preparación de ambos, del discente que recibe las orientaciones, aprobaciones o reprobaciones del tutor y del docente que se va perfeccionando, actualizando sus fundamentos epistemológicos y su desempeño al autoproponerse metas que le permitan ser un modelo de actuación profesional para su discípulo.  

Contactar con el autor: aliciard@ltu.rimed.cu

  Subir 

 

Mónica Inés Di Santo
10-04-07

Título del comentario: Tutoría universitaria:  ¿Una opción docente o una solución para el alumno?

Comentario:
Es preocupación de las distintas comunidades educativas universitarias brindar al alumno, desde sus primeros pasos en la vida universitaria, un marco adecuado de actividades que aseguren su adaptación y socialización en la educación superior.
Sin embargo, los docentes de los primeros años de una carrera universitaria, y aún de años avanzados,  solemos encontrar variados ejemplos de jóvenes que tal vez  pueden resolver satisfactoriamente instancias de evaluación de los conocimientos disciplinares específicos, y aún seguir sus estudios con éxito académico más o menos valorable,  pero que desconocen o conocen insuficientemente el sistema integral educativo en el que están insertos. La función del docente tutor va más allá de orientar a su alumno en el campo de conocimientos de su área disciplinar y de otros terrenos del conocimiento.
El docente universitario tutor, deberá acompañar al alumno desde las primeras instancias universitarias y de ser posible, tal como sucede en instituciones que ofrecen programas de articulación con la enseñanza media, con acciones tendientes a la inserción exitosa en la vida universitaria, al conocimiento de aspectos legales relacionados por ejemplo con los reglamentos de enseñanzaza y promoción, a los servicios complementarios que esa universidad ofrece tales como agendas de cultura, deportes, becas, salud, entre otros.
Por ello, se necesita formar adecuadamente al docente tutor en la conciencia plena que deberá acompañar a personas que se inician, transitan y terminan su vida universitaria, para lograr una profesión que reditúe positivamente a su medio social y a sí mismo. Desde un rol docente, que en algunas instituciones se plantea como voluntario, así como voluntaria es la opción del alumno de elegir su tutoría, la seriedad con que deben afrontarse institucionalmente las instancias de formación tutorial, sin duda debe conducir al acompañamiento del alumno desde varias perspectivas: el acompañamiento pedagógico, atendiendo a los aspectos facilitadores y obstaculizadores del proceso de la enseñanza y el aprendizaje; las oportunidades de conocer los sistemas formales de la vida universitaria (espacios de gestión, deberes y derechos de un alumno universitario, metodologías de estudio acordes con las áreas disciplinares, pautas y prácticas de evaluación, entre otros).
En cada disciplina de una carrera universitaria, los docentes despliegan esfuerzos y tiempo para que los cursos sean adecuadamente impartidos y para que sus alumnos puedan comprender y analizar críticamente los nuevos conocimientos y conocimientos relacionados con otras disciplinas. En instituciones universitarias, donde no cuentan con espacios tutoriales,  será necesario pensar más profundamente  en actividades y estrategias para una buena tutoría docente,  planteando la posibilidad de programas institucionales de tutorías integrales que contemplen la formación progresiva de personas capaces, listas para egresar no solo con un título universitario y un bagaje de conocimientos propios de la profesión, sino también con una visión amplia para una mejor comprensión de los aconteceres multidimensionales que los espacios sociales donde les toque actuar, les plantee.

Contactar con el autor: mdisanto@vet.unicen.edu.ar

  Subir 

 

John Richard Borja Ramos
10-04-07

Título del comentario: La Tutoría como una estrategia para forjar el ser social..

Comentario:
El valor social de la educación quizás alcance sus niveles mas altos en la etapa superior; y es que en ella se van originando los motivos, las actitudes, las valoraciones más importantes que el futuro profesional y el hombre en desarrollo van logrando. Desde una mirada estrictamente funcional los seres humanos cumplimos roles sociales mientras transitamos por la vida; ello nos supone que la educación tiene un fuerte componente social y es justamente en ese estadío, que es la educación superior, que se puede marcar positiva o negativamente la ruta actitudinal de un estudiante.
Los profesores son en este marco, un detonante clave de los intereses que irán forjando la actitud; no estar en capacidad de generar empatías con el adicional de la neutralidad es una suposición demasiado audaz. En contraparte a ella habría que ir desarrollando escenarios alternativos, cada vez mas divisados y fortalecidos en el seno de la institución formadora (léase: Universidad, Instituto, etc.), los mismos que suplirían esa atención de rango tutorial que los docentes debieren hacer; y como dijimos, no es posible por dos causas que menciono a continuación:
1.- La verticalidad de la perspectiva docente, que torna asimétrico todo sentido de pluralidad.
2.- La cosificación fractada del sentido de la educación,
Estas dos suposiciones antojadizas, no implican sin embargo que no haya voluntades y capacidades que inherente al sentido de docencia ya vienen practicando este valor general de tutoriado, intima y naturalmente ligado a la educación..

Contactar con el autor: tutankamon20@hotmail.com

  Subir 

 

Aidé Búquez Celis
25-03-07

Título del comentario: Docentes tutores

Comentario:
Entendiendo la tutoría como la orientación, asesoramiento y cercanía entre profesor y alumno, no sólo a nivel profesional, sino también a nivel personal y social, considero necesaria la intervención del docente universitario para atender al estudiante desde el curso que está a su cargo. Actualmente contamos con recursos interactivos con los que el alumno tiene oportunidad de participar y relacionarse con sus pares y docentes, de tal manera que las clases resulten amenas, interesantes y en especial, se desarrollen en un clima de confianza, de mutuo entendimiento, donde el alumno sienta que para su profesor "existe".
Los estudiantes de las universidades no están exentos de problemas o dificultades que de una u otra manera afectan el normal desarrollo del proceso de aprendizaje individual o grupal, por esto, el docente, si bien es cierto que necesita de una preparación para ejercer la tutoría, su experiencia profesional y personal le permite desempeñarse en este campo respetando la autonomía del estudiante y ayudándolo para que descubra sus potencialidades.

Contactar con el autor: aibuce31@hotmail.com

  Subir 

   

Principal de la OEI

Inicio >>